schaer, 02. abril 2018 Descubrir

Los peligros de comprar a granel

El diagnóstico de la celiaquía influye en tus hábitos de vida y tu alimentación. Con el tratamiento, te ves obligado a modificar tu lista de la compra cambiando unos productos por los libres de gluten.

 

Pero no solo hay que prestar atención a qué comprar. Dónde hacerlo también es muy importante para asegurarse de que los alimentos estén perfectamente etiquetados y libres de contaminación cruzada. De esta forma, estaremos seguros de que cumplan con nuestras necesidades.

Los alimentos a granel siempre han estado bajo la lupa para personas celíacas o con algún trastorno relacionado con el gluten. El porqué se debe a que los recipientes pueden ser compartidos por otros productos. También a los utensilios que se utilizan para servirlos (cucharas, palas, pinzas…) favoreciendo la contaminación cruzada.

 

Sobre el etiquetado

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha visitado 80 establecimientos de venta de productos de alimentación a granel de Barcelona, Bilbao, Madrid y Sevilla. Con ello, han comprobado que el 97% de los vendedores solo informa verbalmente. Únicamente el 26% lo hace leyendo la lista de ingredientes de la ficha del alimento.

El estudio se ha realizado en supermercados, pastelerías/panaderías y tiendas de precocinados. Por tipo de establecimientos, es más fácil encontrar información sobre alérgenos en un supermercado que en cualquier otro tipo de establecimientos.

La OCU señala que es esencial la información sobre la presencia de alérgenos en los alimentos. De este modo, las personas que padecen algún tipo de alergia o intolerancia puedan comprar con fiabilidad. Algo que en los alimentos envasados ya es obligatorio. En ellos se debe identificar en la etiqueta de forma destacada la presencia de 14 sustancias, entre ellas cereales con gluten, que causan alergia o intolerancia. Así, al consumidor alérgico le resulta más fácil identificar estas sustancias.

Entonces, ¿por qué la legislación es permisiva para los alimentos vendidos a granel? En su caso, la ley solo obliga a que el establecimiento informe al consumidor solo cuando éste lo solicite.

Cuidado con la contaminación cruzada

El peligro no solo está en si hay o no etiquetado. La contaminación cruzada también ha de tenerse muy en cuenta. En el estudio, 60 de los 80 establecimientos visitados tenía los alimentos colocados en el mostrador sin ningún tipo de protección. Y tan solo 19 de ellos portaba un cartel que advertía de la presencia de alérgenos.

En cuanto a la forma de manipularlos, los resultados aún fueron peores. Pese a que el cliente advertía previamente de su intolerancia al gluten, solo en 18 establecimientos se cumplieron las normas mínimas para evitar la contaminación cruzada.

 

La OCU concluye el estudio con la clara determinación de que aún queda mucho por hacer. Por eso, ésta junto con otras organizaciones de consumidores van a enviar una petición a la Comisión Europea. Se va apedir la puesta en marcha de un protocolo para informar a los consumidores sobre la posible contaminación cruzada o no intencionada en alimentos que causan alergias o intolerancias.

Saber más sobre el autor