schaer, 05. Mayo 2017 Descubrir

Compra Gluten Free: alimentos sin gluten, naturalmente

Seguro que estáis familiarizados con el símbolo de la espiga barrada o el símbolo de la marca de garantía  “controlado por FACE”. Pero si hace poco que os habéis introducido en el mundo gluten free, puede que no sepáis que hay muchos ingredientes naturales que no contienen gluten y no incluyen esta identificación. ¡Vamos a hacer un repaso!

Cereales sin gluten

Existen varios cereales como el arroz o la quinoa que son gluten free por naturaleza, pero no debemos confiarnos. En el caso de los cereales, el riesgo de contaminación es elevado, así que siempre es mejor asegurarnos y revisar el etiquetado.

¡Toma nota de los cereales y los tubérculos gluten free! Maíz, arroz, mijo, trigo sarraceno o alforfón, quinoa, amaranto, harina de algarroba, tapioca, mandioca y patata son tus aliados.

Frutas y verduras

Todas las frutas, frutos secos y verduras crudas y naturales son libres de gluten. Incluso así, siempre es mejor comprarlas envasadas y no a granel para que no estén contaminadas. ¡De este modo evitaremos sorpresas!

Productos lácteos

En el caso de los lácteos, son libres de gluten la leche y sus derivados: quesos, requesón, nata, yogures naturales y cuajada. ¡Pero cuidado con los yogures, batidos, cremas y quesos fundidos! En ocasiones llevan añadidos otros ingredientes que sí podrían contener gluten.

Carne y pescado

En cuanto a la carne y el pescado, son libres de gluten todo tipo de carnes frescas, cecina, jamón serrano y jamón cocido de calidad extra. Y lo mismo ocurre con los pescados y mariscos, cuando son frescos, congelados sin rebozar y en conserva al natural o en aceite, ¡son gluten free!

En este caso, deberemos tener especial cuidado con los embutidos, las conservas con salsas y los patés. En algunos casos pueden contener gluten y en otros no.

Golosinas y edulcorantes

Cuando hablamos de dulces, nuestros aliados para una dieta sin gluten son el azúcar y la miel. El resto de dulces como el chocolate, los helados y los caramelos, contienen gluten en muchas ocasiones (¡aunque no siempre!). Por eso, siempre deberemos revisar las etiquetas.

Esperamos que esta mini-guía os sirva para llevar una vida muy free. Recordad que es válida para productos naturales, ¡sin ser procesados o modificados!

Saber más sobre el autor