Avatar

schaer, 25. marzo 2019 Desarrollar

Sigue bajando el coste de la cesta sin gluten

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) ha publicado como cada año su “Informe de Precios”. Se trata de un estudio en el que se analiza el gasto que implica para una persona celíaca seguir su dieta sin gluten.

Hay una muy buena noticia:  el coste de la cesta de la compra de productos sin gluten ha vuelto a bajar este año manteniendo la tendencia de descenso desde 2012. Un simple ejemplo podría ser el precio de una sola baguette que hace 10 años costaba 6 € y ahora podemos encontrar dos unidades entre 2.50 € y 3 €. ¡Echemos un vistazo a los datos!


¿Qué dicen los resultados sobre el gasto en alimentos sin gluten de una persona celíaca?

FACE analiza la cesta de la compra semanal, mensual y anual, tomando como base de referencia una dieta de unas 2.000 – 2.200 calorías. En el análisis se incluyeron alimentos presentes en la Lista de Alimentos Sin Gluten 2019. Se realizó un muestreo para elegir productos de marcas exclusivas sin gluten y marcas blancas con precios elevados, intermedios y bajos.

Los datos han mejorado con respecto al 2018, con un ahorro de 92,76 euros al año. Aunque los productos sin gluten tienen un precio más bajo que el año pasado, su coste es mayor al de sus homólogos con gluten. Esto se debe a varios factores, vamos a verlos:

  • El trigo se sustituye por materias primas cuyo coste es más elevado.
  • Para conseguir texturas y sabores adecuados son necesarias grandes inversiones en I+D.
  • Se siguen unos controles de calidad y seguridad muy estrictos en su fabricación, en el caso de la marca Schär, sus instalaciones son exclusivas para productos sin gluten
  • El volumen de fabricación de los productos es menor que el de los productos con gluten lo que provoca el encarecimiento del coste de producción. Se considera que esta es la razón que más influye en la bajada de precio ya que la mejora del conocimiento y el diagnóstico de la celiaquía y de otros trastornos relacionados con el gluten ha provocado que las producciones aumenten al haber más personas que tienen que seguir una dieta sin gluten.

El estudio

Además, FACE recuerda que el gasto en alimentación puede variar dependiendo de la edad, los gustos, hábitos y necesidades de la persona celíaca. Es decir, el consumo de un niño será diferente al que realiza un adolescente, un adulto o un anciano. Para ajustarse lo más posible al gasto real en la cesta de la compra sin gluten de una persona o familia con algún miembro celíaco, FACE incluyó en las dietas contempladas alimentos que se consumen con frecuencia y complementan la dieta de la mayor parte de los ciudadanos.

No obstante, siempre tenemos que recordar que una dieta saludable y equilibrada, debe basarse en alimentos frescos como verduras, vegetales, tubérculos, fruta, carne, pescado, huevos, leche… Todos estos productos son comunes para la población celíaca y la no celíaca y por tanto este coste es el mismo para toda la población.

Aun así, al comparar la compra que hace una persona celíaca y otra que no requiere una dieta sin gluten, se observan diferencias en los costes. Un celíaco gasta unos 19,49 euros más a la semana, lo cual se convierte en 77,95 euros mensuales más.

Los precios de los productos sin gluten siguen bajando desde 2012 y gracias a diferentes factores la tendencia sigue siendo decreciente

Fuentes: FACE, Infocelíaco.

Saber más sobre el autor