schaer, 09. julio 2018 Desarrollar

Nuevo protocolo para el diagnóstico precoz de la celiaquía

Han pasado diez años desde que se publicó el anterior Protocolo de Diagnóstico Precoz de la Enfermedad Celíaca. ¡Ya se ha actualizado el protocolo y tenemos novedades que contaros!

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ya tiene listo el nuevo Protocolo de Diagnóstico Precoz de la Enfermedad Celíaca. Este documento, coordinado por la doctora Isabel Polanco, está dirigido tanto al personal sanitario como a la población en general. Nace con el objetivo de promover, homogeneizar y aproximar al mejor conocimiento científico disponible el diagnóstico precoz de la enfermedad.

En este nuevo documento, se refieren a la celiaquía como una enfermedad quesigue estando infradiagnosticada. Obedece en gran medida al carácter sistémico de la enfermedad, con afectación de múltiples órganos y sistemas. Y también a la falta de especificidad de sus manifestaciones clínicas.” Además, “las características clínicas de la enfermedad difieren considerablemente en función de la edad de presentación”, continúa.

Por ello, como bien recoge el documento, “es preciso realizar un seguimiento clínico de los pacientes, con el objetivo de vigilar y valorar su evolución. Así como el cumplimiento de la dieta y controlar el crecimiento en los niños. En aquellos pacientes que continúan con síntomas a pesar del régimen sin gluten, es obligado llevar a cabo una búsqueda intencionada de fuentes ocultas de gluten en la dieta o de transgresiones mínimas.”

Porque la enfermedad, no solo se muestra con diferentes síntomas digestivos y extradigestivos. También actúa de forma distinta según la edad del paciente, lo que hace más complicado su diagnóstico. Este “exige de un alto índice de sospecha por parte del clínico. De hecho, hasta un 70% de los celíacos permanecen sin diagnóstico. A pesar de la elevada sensibilidad y especificidad de las herramientas no invasivas disponibles a día de hoy,

 

¿Cómo diagnosticar la celiaquía?

Hasta la fecha, las pruebas que se realizan para diagnosticar la enfermedad son:

  • Las pruebas realizadas con anticuerpos que pueden ser de diferentes tipos. En ocasiones esta prueba puede dar negativo pero eso no significa que el paciente no sea celíaco y a veces hay que realizar más pruebas.
  • Prueba genética. Además de para confirmar la celiaquía en pacientes a los que los anticuerpos negativos descartaban la enfermedad, esta prueba es útil para identificar individuos de riesgo elevado entre familiares de primer grado y pacientes con enfermedades asociadas que tienen serología positiva y biopsia normal.
  • Biopsia, que se realiza mientras el paciente mantiene una dieta con gluten.

 

Este nuevo protocolo pretende ofrecer a las personas en riesgo o con sospecha de enfermedad celíaca una asistencia sanitaria de calidad. ¡Que así sea!

Saber más sobre el autor