schaer, 14. junio 2017 Desarrollar

¡La vida gluten free entra en el Senado!

Después de mucho tiempo intentándolo, el Senado ha aprobado por unanimidad la primera moción a nivel nacional para mejorar la situación de las personas celíacas. ¡Por fin!

¡Cada vez estamos más cerca de conseguir que se nos escuche con fuerza! El pasado 24 de mayo, la senadora María Concepción Palencia del grupo parlamentario Unidos Podemos – En Comú Podem – En Marea presentó una moción sobre la celiaquía y su situación actual. Y lo mejor ¡es que se aprobó por unanimidad! ¡Bravo! Hasta ahora solamente se habían aprobado mociones similares a nivel provincial y autonómico. Y de ellas no se habían cumplido la mayoría de puntos. Pero esta vez, con una aprobación a nivel nacional, esperamos que el Gobierno aplique las medidas correspondientes. ¡Queremos una mejora notable en la calidad de vida de las personas celíacas!

La moción punto por punto

· Impulsar la investigación sobre la celiaquía con el fin de garantizar un diagnóstico y un tratamiento precoz. También realizar un seguimiento adecuado del paciente.

· Tener un registro nacional de las personas celíacas y sus necesidades.

· Elaborar una guía de buenas prácticas clínicas sobre el diagnóstico precoz de la enfermedad celíaca y distribuirla entre los trabajadores sanitarios.

· Establecer protocolos de actuación para el diagnóstico y la detección de la enfermedad celíaca, en especial en niños de escolarización obligatoria.

 

· Ofrecer una alternativa gluten free en todas las acciones del Gobierno destinadas al apoyo alimentario de la población. Incentivar y promocionar los servicios alimenticios para que elaboren y vendan productos libres de gluten.

· Estudiar la implantación de ayudas directas e indirectas para las personas celíacas, de modo que puedan mantener una dieta gluten free sin problemas.

· Redactar un estudio con el verdadero listado de alimentos sin gluten e identificarlos correctamente como tal.

 

· Modificar la legislación y eliminar la expresión “muy bajo en gluten”. Aunque sea poco, si un producto contiene trigo o uno de sus derivados, ya será dañino para una persona celíaca.

· En los servicios de hostelería y restauración instalar la obligatoriedad de señalar correctamente qué productos pueden afectar a los celíacos.

· Adoptar medidas para promover una legislación sanitaria que contemple las necesidades de las personas celíacas.

· Eliminar la diferencia actual de precios entre los alimentos análogos y los gluten free.

· Desarrollar un Plan de General de Apoyo a las Personas con Intolerancia al Gluten.

· Promover una ley de etiquetado que controle los productos contaminantes cruzados.

Todos y cada uno de ellos nos parecen necesarios e imprescindibles para mejorar la vida de las personas celíacas. Esperamos que se sigan al pie de la letra y que poco a poco llevar una dieta gluten free no suponga ningún impedimento para nadie.

Saber más sobre el autor