schaer, 16. abril 2018 Desarrollar

La piel sabe de celiaquía

¿Sabías que una visita al dermatólogo puede acabar en un diagnóstico de celiaquía? Aunque la intolerancia al gluten suele asociarse más con síntomas gastrointestinales, hay problemas de la piel que también están relacionados con ella.

 

La dermatitis herpetiforme es la manifestación cutánea de la celiaquía y su tratamiento es el mismo que el de la enfermedad celíaca. Se estima que un 10% de los celíacos presenta dermatitis herpetiforme y todas las personas con esta patología son celíacas. No es una enfermedad habitual en niños ya que suele manifestarse entre los 20 y los 35 años y se da en igual medida en hombres que en mujeres.

 

Síntomas de la enfermedad

La dermatitis herpetiforme es una enfermedad autoinmune que se manifiesta con lesiones cutáneas simétricas que provocan mucho picor. Estas lesiones de se dan en las zonas de extensión del cuerpo: codos, rodillas, sacro y cuero cabelludo.

Es una enfermedad poco frecuente, autoinmune, en la que nuestros propios anticuerpos van contra la piel, al igual que en la enfermedad celíaca van contra el intestino. Pero en este caso es como que se despistan y atacan la piel. En la piel hay una proteína parecida a la que hay en el intestino, que es la transglutaminasa epidérmica. Los anticuerpos se depositan allí y las células que normalmente están unidas, se separan, rompen la unión celular dando lugar a pequeñas ampollas, vesículas, que es la lesión característica de la dermatitis herpetiforme“, explica la Dra. Paloma Borregón, dermatóloga y especialista en enfermedad celíaca y dermatitis herpetiforme.

Estas lesiones se producen en las mismas zonas en las que se producen las lesiones de la psoriasis. Por eso en ocasiones puede diagnosticarse esta enfermedad en lugar de la dermatitis herpetiforme. Pero a diferencia de la psoriasis, que son placas descamativas, en este caso son pequeñas ampollas que recuerdan al herpes. Las lesiones de esta enfermedad son, por tanto, pequeñas ampollas agrupadas sobre una base roja.

Diagnóstico y tratamiento de la dermatitis herpetiforme

El especialista, tras ver las lesiones en la piel, confirmará la enfermedad realizando una biopsia con dos muestras de piel. De confirmarse que es dermatitis herpetiforme, es aconsejable también llevar a cabo las pruebas relacionadas con el diagnóstico de la celiaquía. En primer lugar, con analítica en sangre con anticuerpos de la celiaquía que suelen ser positivos. En ocasiones se realiza también una biopsia intestinal para corroborar el diagnóstico.

Al igual que ocurre con la celiaquía, el tratamiento de la dermatitis herpetiforme es la estricta dieta sin gluten.

Saber más sobre el autor