Avatar

schaer, 21. enero 2019 Desarrollar

¿Existe relación entre los fructanos y el gluten?

Casi todo el mundo sabe qué es el gluten y los principales alimentos en los que se encuentra. Sin embargo, existe un gran desconocimiento sobre los fructanos, un componente que está presente en cereales empleados en la fabricación de numerosos productos de consumo diario. Además, los fructanos también se encuentran en otros tantos alimentos de uso cotidiano que merece la pena conocer. Veamos qué son los fructanos y su vínculo con diversos trastornos digestivos.

¿Qué son y dónde podemos encontrar fructanos?

Los fructanos son un tipo de carbohidratos formados por unidades de fructosa. Estos son un componente de compleja digestión y al llegar al intestino delgado las bacterias del colon pueden hacer que fermenten.

Los fructanos están presentes principalmente en cereales como el trigo, el centeno y la cebada. Como bien sabemos, estos cereales también contienen gluten y hasta el momento se creía que el gluten era precisamente el responsable de producir todos los trastornos digestivos. Sin embargo, las últimas investigaciones científicas han abierto la puerta a otras posibilidades.

Además de estar presentes en cereales (trigo, el centeno y cebada), también se encuentran en otros alimentos. En verduras: ajo, cebolla, coles de Bruselas, repollo, brócoli, alcachofa, guisantes, puerros, etc. Y en algunas frutas: pomelo, nectarinas, sandía, higos secos, ciruelas, pasas.

En las Universidades de Oslo (Noruega) y Monash (Australia), un grupo de científicos ha realizado un estudio que apunta a que en algunas personas, es el fructano y no el gluten lo que genera las molestias. Al fermentar los fructanos en el colon, se producen síntomas gastrointestinales que en ocasiones pueden confundirse con los de la celiaquía. Entre los síntomas destacan la hinchazón, espasmos abdominales, gases, estreñimiento, dolor de estómago o incluso diarrea. En el caso del síndrome del intestino irritable, se están estudiando los posibles beneficios a nivel sintomatológico de una dieta baja en fructanos.

 

 

Es muy importante realizar un diagnóstico médico adecuado para saber a qué molécula se deben los síntomas en cada persona. Así se determina la patología y posteriormente se procede a elaborar una dieta acorde a las necesidades de cada uno.

¡No solo el gluten provoca trastornos digestivos! Hay que estar alerta a los síntomas y acudir al especialista.

Saber más sobre el autor