simonetta

simonetta, 04. abril 2016 Desarrollar

Comer sin gluten en el colegio

Para mi era una pesadilla, un preocupación cotidiana, una búsqueda constante de soluciones: era la vianda escolar!

En el colegio argentino de mi hija había comedor, pero a mi hija no le gustaba, y además quería estar atenta a su alimentación saber bien lo que comía. Las mamas de los niños celiacos obviamente no tenían otra opción: la única solución para comer en muchos colegio era y es la vianda sin gluten para tener comida sin gluten y libre de contaminación.

En España la situación es diferente, por el  Artículo 40 de la Ley 17/2011 de seguridad alimentaria y nutrición, todas las escuelas infantiles y centros escolares (públicos, privados y concertados) de España, ofrecer un menú alternativo sin gluten, apto para celiacos:

3. Las autoridades competentes velarán para que las comidas servidas en escuelas
infantiles y centros escolares sean variadas, equilibradas y estén adaptadas a las
necesidades nutricionales de cada grupo de edad. Serán supervisadas por profesionales
con formación acreditada en nutrición humana y dietética.

4. Las escuelas infantiles y los centros escolares proporcionarán a las familias,
tutores o responsables de todos los comensales, incluidos aquellos con necesidades
especiales (intolerancias, alergias alimentarias u otras enfermedades que así lo exijan), la
programación mensual de los menús, de la forma más clara y detallada posible, y
orientarán con menús adecuados, para que la cena sea complementaria con el menú del
mediodía.
La información sobre los citados menús será accesible a personas con cualquier tipo
de discapacidad, cuando así se requiera.
Asimismo, tendrán a disposición de las familias, tutores o responsables de los
comensales la información de los productos utilizados para la elaboración de los menús,
que sea exigible por las normas sobre etiquetado de productos alimenticios.

5. En los supuestos en que las condiciones de organización e instalaciones lo
permitan, las escuelas infantiles y los centros escolares con alumnado con alergias o
intolerancias alimentarias, diagnosticadas por especialistas, y que, mediante el
correspondiente certificado médico, acrediten la imposibilidad de ingerir, determinados
alimentos que perjudican su salud, elaborarán menús especiales, adaptados a esas
alergias o intolerancias. Se garantizarán menús alternativos en el caso de intolerancia al
gluten.
A excepción de lo establecido en el párrafo anterior, cuando las condiciones
organizativas, o las instalaciones y los locales de cocina, no permitan cumplir las garantías
exigidas para la elaboración de los menús especiales, o el coste adicional de dichas
elaboraciones resulte inasumible, se facilitarán a los alumnos los medios de refrigeración
y calentamiento adecuados, de uso exclusivo para estas comidas, para que pueda
conservarse y consumirse el menú especial proporcionado por la familia.

En la Argentina y otos países, la solución para casi todos los colegios es mandar una vianda, pero preparar una una rica vianda tiene sus complicaciones: tiene que conservarse en la conservadora (en Argentina se le dice lanchera, con una traducción espectacular desde el ingles lunch box) para durar fresco varias horas, tiene que poderse calentar en un microondas, tiene que ser variada todos lo días, tiene que armonizarse con la cena para que el chico no coma solo proteínas o solo hidratos de carbono, tiene que tener una fruta que sea facil pelar o que no se ponga negra.

 

Lunch Box Brot Crackers Gemuese

Después de muchas pruebas y errores estos son mis consejos para preparar una vianda para los chicos:

Primero de todo planificar lo que van a comer en la semana, en este caso se pueden inspirar a lo que comen los chicos en el comedor, así comen todos mas o menos la misma cosa y no hay tentación de intercambiarse la comida con los riesgos de contaminación consecuentes.

Para no tener que cocinar las primera horas de la mañama es más práctico tener listas las viandas la noche anterior, dejar la comida bien refrigerada y al día siguiente colocarla en una conservadora térmica o con un gel refrigerante para que conserve la temperatura adecuada hasta la hora del almuerzo. 

Es mehor cortar la comida para que se pueda comer utilizando solo un tenedor, y una poner el agua en botellita o en un thermos. Para que el agua llegue fría a la hora de comer se puede freezar la botella con ¼ de su contenido y rellenarla antes de ponerla en la conservadora.

Otra solución ademas del agua para tomar son lo jugos de fruta 100% natural y solo fruta, si azúcar. 

Y ahora no queda que preparar la comida. Una semana tipo para nosotros era asì:

Lunes: Milanesa con tomate, una manzana, agua

Martes:  Pasta con salsa de tomate,  una mandarina, agua, jugo de arándanos

Miércoles: Sandwich de jamón y queso, un platano (banana), agua y  un muffin

Jueves: Pizza, agua, uva, jugo de manzana, 

Viernes: Arroz con atún, guisantes (arvejas), ensalada de fruta, y cuadradito de brownie

Sobre esta base, hacíamos (el plural es debido a que mi hija también me ayudaba a definir el menú) variantes: se podía cambiar la milanesa por croquetas de pollo o de atún, la pizza por una torta salada, el sándwich podía ser de lomo con lechuga y tomate.

Lo importante era tener lista la mayoría de las cosas antes y armar solo los sándwiches y otras pocas cosa al ultimo minuto antes de salir de casa.

 ¿Y Ustedes come se organizar? ¿Como comen sus hijos en los comedores escolares? ¿Mandan viandas?

 

 

Saber más sobre el autor

simonetta

Sono Simonetta Nepi e quando ho scoperto di essere celiaca ho anche capito quanto mi piaceva impastare, infornare e cucinare. Quello che doveva essere un limite mi ha invece regalato una gran voglia di sperimentare, scoprire gusti e nuovi sapori. Con il mio blog www.glu-fri.com propongo ricette semplicissime e adatte a tutti, con una grande passione per la pasticceria casalinga.