schaer, 27. noviembre 2017 Desarrollar

Celiaquía, ¿genética o casualidad?

A pesar de poseer una predisposición genética, la celiaquía no es una enfermedad ni hereditaria ni congénita. No se nace con ella y tampoco se comparte la enfermedad en sí, solo el riesgo de padecerla. Eso hace que varios miembros de la misma familia tengan mayor probabilidad de ser celíacos.

Son muchos los avances que se han hecho con respecto a la enfermedad. Pero la ciencia todavía no ha esclarecido la explicación exacta de cómo se desencadena y cómo se transmite entre miembros de la familia.

 

Genética con predisposición a no tolerar el gluten

Lo único que está claro es que podemos heredar los genes relacionados con la celiaquía pero ello no obliga a que la vayamos a desarrollar. En ese caso es importantísimo estar alerta y al mínimo síntoma de celiaquía acudir a un especialista. Se deberán realizar entonces las pruebas pertinentes y así poder determinar si se ha desarrollado la enfermedad.

El diagnóstico temprano no siempre es sencillo pero es fundamental para evitar el desarrollo de otras enfermedades relacionadas con la celiaquía. La inserción de la dieta sin gluten nada más ser diagnosticados puede evitarnos graves daños en el intestino y mejorar nuestra calidad de vida.

Conocer esta predisposición genética es de gran utilidad para poder establecer un seguimiento más exhaustivo y así detectar la enfermedad si es que llega a aparecer. La prueba que se realiza para verificar si se ha desarrollado es sencilla. Basta con un análisis de sangre o de las células de la mucosa bucal.

Probabilidades de ser celíaco

Cuando uno de los progenitores es celíaco, ¿qué probabilidades tienen sus descendientes de padecer la enfermedad? Se estima que entre un 10% y un 30% de los familiares directos son más propensos a compartir la genética. Según estudios, la genética contribuye un 75% al desarrollo de la celiaquía. El 25% restante está relacionado a factores ambientales aún por estudiar.

 

Si eres celíaco, tus hijos podrán heredar la predisposición a padecer celiaquía, no la enfermedad. Pero con un diagnóstico temprano y una dieta gluten free en caso de desarrollarla, ¡pueden llevar vida totalmente normal!

Saber más sobre el autor